Aunque no nos gusta la idea de que nuestra mascota tenga un problema de salud repentino, la verdad es que hay que estar preparado por si toca recurrir a un veterinario de urgencias.

Publicado en Blog